IV.2 Caso clínico 2. Colitis ulcerosa de larga evolución

 

Colitis ulcerosa de larga evolución. Brote grave. Actitud diagnóstico-terapéutica

La paciente es una mujer de 32 años, sin otros antecedentes de interés, diagnosticada hace 8 años de pancolitis ulcerosa. Ha estado en tratamiento con azatioprina (2,5 mg/kg) durante los últimos 3 años por corticodependencia.

Presenta un cuadro clínico de aumento del número de deposiciones (6-8/día) con sangre en todas ellas, malestar general, pérdida de peso y apetito. En la analítica, se objetiva anemia (hemoglobina [Hb] 9,5 g/dl), aumento de proteína C reactiva (PCR) (42 mg/l), con normalidad del resto de parámetros medidos. Dado el empeoramiento clínico con desarrollo en un brote moderado-severo en una paciente previamente estable se le propone la realización de una:

 

COLONOSCOPIA

Se aprecia una afectación mucosa pancólica y continua que comienza desde el inicio de la exploración, con edema, engrosamiento mucoso, friabilidad y presencia de ulceraciones amplias, algunas con cierta profundidad y más llamativas conforme se progresahacia colon derecho. Los hallazgos endoscópicos son compatibles con brote de colitis ulcerosa, afectación endoscópica pancólica moderada-grave.

 

 

Ante dicha clínica y los hallazgos endoscópicos, se decide iniciar el tratamiento con infliximab con las dosis habituales de inducción (5 mg/kgen semanas 0, 2 y 6), con respuesta clínica precoz, y continuarlo con tratamiento de mantenimiento (5 mg/kg cada 8 s) en monoterapia durante un año.

Al año, se encuentra en remisión clínica y con normalidad en sus parámetros analíticos. Al tratarse de una paciente con más de 8 años de duración de enfermedad, se decide realizar un control endoscópico para valorar el seguimiento endoscópico posterior (screening de displasia) y controlar la actividad de la mucosa.

 

COLONOSCOPIA DE CONTROL

Se evidencia una gran mejoría endoscópica respecto a la exploración previa con práctica curación de las lesiones mucosas.

En ciego se aprecia una lesión pseudopolipoidea de aproximadamente 1,2 cm que se biopsia. Se recogen biopsias de ciego, colon ascendente, transverso, colon izquierdo y recto para un estudio histológico.

 

 

En el estudio histológico de la lesión cecal, se aprecian focos de displasia de bajo grado, sin observarse otras lesiones displásicas en las muestras obtenidas. Con el diagnóstico de displasia asociada a lesión mucosa (DALM)tipo adenoma-like, con focos de displasia leve (fig. 1 y fig. 2), se decide la resección endoscópica de la lesión.

 
figura_SEC4_02_F01
 
figura_SEC4_02_F02
 

Ante el hallazgo de lesión elevada única con displasia de bajo grado susceptible de resección endoscópica, sin otras alteraciones mucosas, se realiza polipectomía endoscópica de la lesión con asa de diatermia sin incidencias (vídeo 3).

 

 

La pieza se recoge para su análisis histológico, el cual confirma los hallazgos previos. En las lesiones displásicas asociadas a colitis, hay que asegurarse que no quedan lesiones residuales de mucosa displásica en la zona de la escara ni en el resto de la mucosa.

Tras la extirpación se realiza un control endoscópico con cromoendoscopia y lesiones dirigidas a los 6 meses, que son negativas, por lo que se decide realizar un seguimiento con cromoendoscopia anual (vídeo 4).

 

 

ACTUALIZACIÓN CIENTÍFICA DE APOYO

 
 

PÁGINA ANTERIOR: << IV. 1 Caso clínico 1. Enteroscopia diagnóstica
PÁGINA SIGUIENTE: >> IV. 3 Caso clínico 3. Enfermedad de Crohn ileocólica. Forma pediátrica severa de debut. Recurrencia precoz tras suspensión de tratamiento biológico
ÍNDICE COMPLETO: << Volver al Índice ENDI

 
 

Share This